LA COMIDA QUE NO FUE

RafaeldeFrutos250

Rafael de Frutos Brun. Montejo de la Sierra – diciembre de 2020

Normalmente, este escrito debería empezar diciendo: “Como en años anteriores se celebró en Montejo….” Desgraciadamente, por circunstancias ajenas a nuestra voluntad, hay que empezar de otra manera que nunca hubiéramos querido. Estamos en Navidad y todos los años por estas fechas se ha celebrado una comida de hermandad bautizada como “comida de los mayores”.

Este año hubiera sido la número 50 de las celebradas desde su comienzo. Para todos aquellos que nacisteis después de 1970 os daré algunos datos de la dicha comida. Sábado 26 de diciembre de dicho año, siendo alcalde Benito Fernández, párroco don Iluminado Sanz Sancho y el médico de turno del pueblo presidieron una comida con la asistencia de 36 vecinos del pueblo, todos mayores de 70 años. El señor alcalde dijo unas palabras de bienvenida, el sacerdote bendijo la mesa y a disfrutar con la comida que se compuso de sopa de pescado, pollo asado, merluza en salsa, postres dulces y bebidas. Lugar, antigua Casa de Ejercicios, hoy Residencia para Mayores. Sirven la comida niñas y niños. En la sobremesa acuden los guitarreros y tocan, cantan y bailan entre otros el señor Luis Zapatero y su señora, de 85 años ambos, la señora Atanasia, el señor Anastasio y otros muchos. Hubo una persona del pueblo que habló a los mayores para darles las gracias por venir e hizo una glosa homenaje a los comensales, también está grabado. 

Hasta aquí lo que pasó en aquella primera comida, que fue el germen para el futuro que no se había interrumpido ningún año hasta el presente. Todo lo contrario, porque cada año se ha hecho mejor, ha acudido más público y se ha hecho partícipe a todo el pueblo. La juventud y el Ayuntamiento han sido y son quienes han colaborado y sufragado gastos, y los fogones han estado dirigidos por los cocineros Julio Ramos y Manuel Zamora, a los que han ayudado jóvenes del pueblo como pinches voluntarios.

Montejo ha conseguido construir una de las fiestas más emotivas y mejores en la actualidad. ¡Qué bonito ver a los abuelos acudir en pareja para asistir a una comida de hermandad y homenaje en la que participa todo el pueblo! En las 49 comidas anteriores, el señor alcalde ha recibido a todos en la puerta del comedor, les felicitaba las Pascuas, les dirigía unas palabras antes de la bendición de las mesas por parte del sacerdote y de los aplausos de los homenajeados, los más de 120 comensales disfrutaban de una comida en un ambiente de alegría, reencuentros y anécdotas. Al finalizar también recibían un obsequio de recuerdo. Por supuesto, también son invitados la mayores de la residencia.

Una pena que este año se haya truncado por causas que todos sabemos y no se haya podido celebrar. El Ayuntamiento queriendo mitigar esta tristeza ha tenido la feliz idea de enviar a sus concejales Félix y Javier a casa de todos los abuelos para felicitarles la Navidad y obsequiarles con un presente. Los abuelos lo agradecen y piden a la Virgen de Nazaret poderlo celebrar de nuevo todos en el 2021.

La comida que no se celebró

Sé el primero en comentar sobre "LA COMIDA QUE NO FUE"

Dejar un comentario

Tu dirección email no será publicada.


*