Publicidad

Opinión

 
   
¿Democracia  o “demosgracias”?
Antonio Ruiz Heredia Me había propuesto yo, para este 2020 que comenzamos, un "acto de contrición" y "propósito de ...
 LA COLUMNA POLÍTICA DE FIN DE AÑO
Chimo Marcos Ahora voy a empezar lo que debe ser mi columna del mes, pero que cada vez me cuesta más trabajo iniciar, ...
LA CORRIDA DE NAVIDAD
J.B CON HIELO Un par de cocos en la primera y ahora vienen de camino otros dos; con mayor peligro, más crudos, ...

“CHAPUZAS A DOMICILIO”

ArcenBuitrago1Después de un montón de tiempo (¿semanas… meses…? Por fin fue abierto al tránsito rodado el puente sobre la autovía A-I, que da acceso desde Buitrago del Lozoya a la M-634, Villavieja, San Mamés, Pinilla… Ha quedado bien aunque parecen haber olvidado unas telas amarillentas que, rodeándolo, ondean al viento como estandartes de un ejército imaginario… ¿o es que está la obra sin terminar? 

Los usuarios de dicha carretera –la M-624- se encuentran al rebasar el puente, con la sorpresa inesperada del “morro” de algún vehículo que casi invade la calzada y es que han sido instalados unos pretiles de hormigón, con su correspondiente “quitamiedos”, de tal manera que los conductores que acceden al cruce desde la autovía, no ven absolutamente nada de lo que les viene por su izquierda, es decir: de Buitrago y la N-1 antigua, con lo que han de adelantar su vehículo para asomarse peligrosamente, habiéndose provocado ya varias situaciones de peligro por colisión.

 

Al  mismo tiempo el supuesto, digamos “asfaltado” de la vía (N-1 antigua) y bajo mi humilde punto de vista, un simple “barnizado” sobre lo que ya había, ha sido de una levedad o escasez tal que no se han llegado a cubrir totalmente baches o antiguas arrugas, lo cual se nota mucho, sobre todo al atravesar el puente sobre el rio Lozoya, pareciendo que lo hacemos sobre una diligencia.

La guinda lo constituye el vehículo abandonado. Más o menos frente al edificio de la antigua Cruz Roja, lleva mucho tiempo un Ww Passat azul, al parecer abandonado. Llegado el momento del asfaltado (o lo que sea que hayan hecho) y al no haber sido retirado el vehículo en cuestión (culpa, imprevisión, negligencia, incapacidad o burocracia de uno o más organismos responsables) resulta que los hábiles operarios de la empresa adjudicataria de la obra, han optado por asfaltar todo menos el cacho que ocupa el misterioso coche, dando aquello una imagen que invito a todo el mundo a contemplar, por lo alucinante y curiosa y para comprobar al mismo tiempo que , pese a que vayamos camino del tercer decenio del siglo XXI, este sigue siendo el país de “Pepe Gotera y Otilio”.

POSDATA: Me pregunto, sin “ánimus molestandi”: ¿habrá alguien en este mundo mundial, responsable o dirigente de alguna administración que lea estas cosas y tome cartas en el asunto?

Firmado: El Malandrín de la Puebla

 

Enero de 2020

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Escrito por Senda Norte
 

Contacto

  • Ángel Herranz
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
  • 607 477 535

Boletín online


Mediante esta suscripción recibirá boletines con una periodicidad no menor de un mes por envío. Puede ejercer el derecho de cancelación en cualquier momento e, inmediatamente, dejará de recibir nuestro boletín.
 

Contacto

  • Francisco Sueiro
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
  • 699 351 657