Avances en la gestión de los Residuos en la Sierra Norte Los vertederos municipales ya son tiempo pasado

ContenedoresBasura19La Estrategia de Gestión Sostenible de los Residuos de la Comunidad de Madrid se aprobó a finales de 2108, un plan que orientará la política regional en materia de residuos hasta 2024. 

La Mancomunidad Valle Norte de Lozoya, responsable de recoger los residuos en la Sierra, ya empezó en el 2016 a caminar hacia una gestión de residuos lo más sostenible posible. Hoy ya se pueden ver los primeros resultados. La primera actuación que se acometió fue eliminar los vertederos que había en los municipios, habitualmente ubicados en espacios protegidos. Eran contenedores de 6M3 (coloquialmente conocidos como contenedores de obras) donde cualquier vecino o profesional podía depositar lo que quisiese, mezclado y sin límites de cantidades. Semanalmente todo se recogía en un camión y se llevaba a enterrar al vertedero de Colmenar Viejo (colchones, maderas, electrodomésticos, aceites, pinturas, etc.).

 

Con la colaboración de Ayuntamientos, vecinas y vecinos esta “locura” ha ido cambiando progresivamente. Cada municipio ha elegido el sistema de recogida que mejor se adaptaba a sus necesidades. Los vertederos se han trasformado en espacios municipales de residuos con horarios y personal atendiéndolos, o en espacios cerrados permanentemente y donde hay que pedir el acceso por adelantado en el ayuntamiento e incluso se ha implantado una recogida puerta a puerta (el vecin@ llama a la Mancomunidad y se fija una fecha concreta para la recogida de los residuos). Voluminosos, podas, escombros, colchones, neumáticos, residuos peligrosos, etc. se recogen de forma separada y se llevan al gestor autorizado que lo va  a volver a convertir en Materia Prima.  

Los resultados han sido espectaculares: se han eliminado 58 vertederos (tan sólo queda uno en la Sierra). Entre los años 2016-2019 van a dejar de enterrarse en el vertedero 12.000 toneladas de residuos. Mancomunidad y Ayuntamientos están creando empleo para implantar este nuevo modelo. 

 

Pero no podemos parar. Los Ayuntamientos invirtiendo en mejoras en las infraestructuras municipales, la Mancomunidad apoyando en la logística y en concienciación ambiental y, por supuesto, las vecinas y vecinos usando los servicios que se ponen a su disposición y no dejando estos residuos en los contenedores de calle, harán posible que se sigan aumentando las toneladas de residuos que se puedan recuperar y valorizar.   

Escrito por Senda Norte