Publicidad

LAS AUTORIDADES SE OLVIDAN DEL MUNDO RURAL

El Malandrín de la Puebla

Esto que plasmo es información, dirigida a aquellos que tal vez no hayan caído en lo que afirmo, pero también es lamento, queja y reivindicación.

Están bien y todos aplaudimos las precauciones, actos de prudencia y las normativas derivadas de ello, que las autoridades están dictando y haciendo cumplir, para evitar la propagación del virus y su contagio, pero es muy importante, a la hora de organizarse, vigilar, regular y prohibir situaciones egoístas de algunos ciudadanos que incumplan la cuarentena, que todo esto no se haga exclusivamente bajo el prisma de la urbe, de la gran ciudad y las poblaciones de muchos habitantes.

Resulta que el ámbito rural también existe y por lo que parece nadie se acuerda de las características, condiciones, situación e idiosincrasia de los pueblos pequeños, las aldeas, los caseríos. En estos momentos hay una gran movilización a nivel  general, actualización  y puesta a punto de hospitales, creación de otros de campaña para atender a tanta gente como se necesite, adquisición y reparto de material sanitario…pero solo de manera incompleta, pues hay una parte de la población que no está siendo atendida de igual manera que el resto y que, por lo tanto, parece que tienen menos derechos que los demás. Y no me refiero a las autoridades sanitarias, que lo están dando todo como se demuestra día a día.

 

El Gobierno y la oposición

desde PEÑALABRA - Jose de Villamisar

Desde que Pedro Sánchez nombró el nuevo gobierno, no dejé de ver con atención las ruedas de prensa en la que la nueva ministra-portavoz, María Jesús Montero informaba a los periodistas de lo acaecido en el Consejo de Ministras.

Tengo que reconocer que es extraordinaria, cualquier problema que exponga y analice la Ministra, se convierte, por arte de magia en una solución: La deuda, el déficit público, el birle de más de dos mil millones de euros a las Autonomías, los precios agrarios, las pensiones o las veinte maletas de la Vicepresidenta Venezolana, lo transforma con su arte” dialéctica en una cosa sin importancia.

“EL NEUMATICO ES LO MODERNO, EL RAIL LO ANTIGUO.”

El Malandrín de la Puebla

Parto de la premisa de que las redes ferroviarias vertebran el territorio uniendo poblaciones, facilitan el transporte de viajeros y mercancías y constituyen un recurso imprescindible para la Defensa y para la Protección Civil por enlazar localidades, comarcas y regiones tanto cercanas como lejanas, comunicándolas con rapidez y sin atascos.

 Por todas estas cuestiones no resulta razonable, admisible ni legítimo el desmantelamiento de ninguna línea ferroviaria de corto, medio o largo recorrido. Por eso mi crítica.

El ejemplo más claro y contundente de red vertebradora –a escala local- lo vemos en el Metro de Madrid, donde nunca, en sus cien años de existencia, se ha cerrado, eliminado o sustituido ninguna línea, sino todo lo contrario.

De este modo, cuando alguna administración decide dejar sin servicio una línea ferroviaria e incluso desmantelarla, bajo mi humilde punto de vista no solo se está cometiendo un error de enormes dimensiones y consecuencias imprevisibles -sobre todo de cara al futuro- sino que seguramente podría incurrir en uno o varios delitos como: dejación de funciones, abuso de poder o prevaricación. 

BRONCA AL FINAL DE LA FIESTA

J.B con hielo. 

“Sigue la fiesta”. Fue mi artículo anterior, y a estas alturas, veintitrés de febrero, fecha inolvidable, después de alabar las medidas populares y populistas, va terminando la orgía y el desenfreno y comienza la bronca.

Es lo que tiene formar un gobierno social-comunista; la cabra tira al monte por mucho que intentes bajarla agarrándola de los cuernos, y esta tira con fuerza y tiene leche.

Os ha pillado “en bragas o en calzoncillos”( no vayamos a tocar feminismos), la protesta campesina. Quien os lo iba a decir; el proletariado sublevado contra el poder comunista y este concediendo razones y animando las movilizaciones.

Mariano y Paloma: Gestión de residuos y emociones en la Sierra Norte

Paloma López Pascual

Qué curiosidades tiene la vida... Hace ya casi veinte años que Mariano -mi pareja- y yo, apostamos por vivir en La Cabrera con la intención, como tantas otras personas y parejas, de gestionar nuestras vidas de una forma diferente, y de reciclar -en lo posible-, el resto de residuo que la contaminación y el estrés de la ciudad nos estaba dejando. Fue un intento intermedio, porque durante algunos años todavía, él estuvo "a caballo" entre la ciudad y el pueblo; hace mucho tiempo que ya está definitivamente aquí. Y yo... bueno, yo sigo todavía montada en el caballo, yendo y viniendo; manteniendo un equilibrio que no me resulta difícil, porque la ciudad -y Madrid en concreto- me gusta, aunque suene serranamente incorrecto el decirlo, e incluso el sentirlo. 

Pero la Naturaleza, la Madre Naturaleza, está y estará por encima de todo, y así debería seguir siendo siempre: ha de prevalecer la función materna, sea ejercida por una mujer, un hombre, una Comunidad, una psicoterapeuta o un gestor de residuos. 

 

Contacto

  • Ángel Herranz
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
  • 607 477 535

Boletín online


Mediante esta suscripción recibirá boletines con una periodicidad no menor de un mes por envío. Puede ejercer el derecho de cancelación en cualquier momento e, inmediatamente, dejará de recibir nuestro boletín.
 

Contacto

  • Francisco Sueiro
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
  • 699 351 657