Publicidad

 LA COLUMNA POLÍTICA DE FIN DE AÑO

ChiomoMarcos14Chimo Marcos

Ahora voy a empezar lo que debe ser mi columna del mes, pero que cada vez me cuesta más trabajo iniciar, quizá por la falta de tema o por todo lo contrario, y me temo que sí, debe de ser por esto último… demasiado de lo mismo, es decir, política, con un aspecto, tema u otra cosa que no sé definir, pero siempre política.

Que si la cuestión catalana –cada vez más enraizada y acercándose a lo imposible de arreglar - y, desde hace unos pocos días, con el agravante en cuanto a su posible solución del caso de las condenas a los dirigentes del Govern y con sus aceptaciones en Europa como Diputados de su Parlamento. Esto al parecer los hace inmunes a sentencias judiciales por los comportamientos tenidos en años anteriores sobre los hechos – eso sí políticos – que se hicieron en aquellos momentos y que les colocaron fuera de la ley que define la Constitución Española.

 

Que si la inacabable imposibilidad de lograr la investidura de la Presidencia del   Gobierno de España en el más votado de los pocos posibles candidatos y por tanto única persona que podría ocupar la presidencia, pero cuyos votos no alcanzan la mayoría necesaria para su aprobación.

Que si la falta de sentido de los restantes (algunos) candidatos posibles, pero que en esta tesitura no tienen posibilidad alguna para sustituir al más votado y que ven (también alguno, no todos) que si la situación se continua sin solución podrían ellos –con las componendas entre todos – llegar a ser los protagonistas de una posible, si bien por ahora inviable, oportunidad.

También añade leña a la falta de posibilidades de acabar con esta espera inaguantable y maldita para todos –salvando las distancias que aunque fuera con sacrificios pudieran favorecerles – decimos que añade confusión, malestares varios y cruces de palabras gruesas e impropias del país civilizado que queremos ser, la aparición fulgurante de una extrema derecha que se encontraba, naturalmente, escondida en los entresijos de la políticas española, aunque oculta por falta de oportunidades para mostrarse abiertamente, en las filas del único partido inequívocamente de derechas, como es el PP. Hablo de VOX que no oculta y cada día menos sus orígenes y su apuesta por un futuro que parece ser –por ahora – que solo sería el suyo.

Cuando, además, en el resto de la Europa civilizada (1) las mejores formas que se han inventado para no presumir de poseer una extrema derecha fascistoide ha sido situar a los partidos de este carácter en unos modestos puestos entre los del ranking, pues eso, que en cambio en España le estamos dando una carta de representación bastante vistosa (medalla de bronce en un imaginario podio) que nos viene a recordar que entre las derechas de toda la vida, tan legales como lógicas, venían escondiéndose estos no pocos posiblemente ex franquistas, que están dejando de ser ex., para formar parte activa y posiblemente en fase de crecimiento de aquellos nostálgicos o de los que se han cansado de ver que la auténtica y difícil democracia no nos lleva a situaciones  de mayor y mejor distribución de la riqueza y de los privilegios que siempre solían caer de su lado.

Ruego a quien sea que tiene la llave de acabar con esta espera inmisericorde que entremos en el nuevo año con Gobierno duradero, al que se le aprueben de la primera unos presupuestos que tanta falta hacen  para atender las apremiantes necesidades de casi todas Comunidades del país, y me refiero, claro está a España.

(1)

 

Con lo de civilizada me refiero a la que todavía mantiene los parlamentos nacionales sin extrema derecha en sus filas de gobierno.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Escrito por Senda Norte
 

Contacto

  • Ángel Herranz
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
  • 607 477 535

Boletín online


Mediante esta suscripción recibirá boletines con una periodicidad no menor de un mes por envío. Puede ejercer el derecho de cancelación en cualquier momento e, inmediatamente, dejará de recibir nuestro boletín.
 

Contacto

  • Francisco Sueiro
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
  • 699 351 657