Publicidad

¿POR QUÉ EN LA AVB DEFENDEMOS UNA SUBIDA DEL IBI EN 2020?

BustarviejoAytoIMG 8667Agrupación Vecinal de Bustarviejo

Ahora que estamos ultimando los presupuestos para el próximo año, la cuestión de la subida del IBI para 2020 ha vuelto a la calle. Sabemos que no es una medida popular, nos decidimos a plantearlo en campaña y dimos un paso más allá incluyéndolo en nuestro programa electoral.

Queríamos ser transparentes, no engañar a las vecinas y vecinos de Bustarviejo y defender por qué no sólo creemos que hay que subir el IBI, sino también por qué consideramos que es una medida necesaria y buena (sí, ambas cosas) para el progreso y el desarrollo de nuestro pueblo.

Pagar impuestos no sólo nos posibilita tener servicios públicos, sino que también nos hace una sociedad más justa. Primero porque es una manera eficaz de redistribuir la riqueza y segundo porque nos ayuda a construir comunidad. Una comunidad en la que, citando a la propia Agencia Tributaria, “la ciudadanía tiene derecho a beneficiarse por igual de los bienes y servicios públicos, independientemente de su capacidad económica”.

 

El alumbrado público, el cementerio, la recogida de residuos, la limpieza viaria, el alcantarillado, los accesos a los núcleos de población y la pavimentación de las vías públicas son servicios públicos. La Policía Local, la Casa de Infancia, la biblioteca, la promoción turística, la cultura, la animación infantil y juvenil, la promoción deportiva, la piscina o las fiestas, por citar algunos ejemplos, también.

Unos y otros se sufragan vía impuestos como el IBI. No hay que olvidar que los ayuntamientos gastamos aproximadamente lo que ingresamos y que en Bustarviejo el IBI es un 40% de nuestros ingresos. ¿Podemos optar por no incrementarlo? No es posible a no ser que demos una patada para adelante al balón y nos endeudemos de nuevo. Sí, es cierto. En el momento presente habría más mejoras visibles, de las que “se notan” y pueden dar muchos votos, pero ya hemos pasado por eso y sabemos lo que significa: hipotecas que lastran el futuro.

Por qué tenemos que subir el IBI

Además, desde el punto de vista de pura gestión municipal, nuestros gastos e ingresos deben cumplir dos normas fundamentales.

Por un lado, la Ley de Estabilidad Presupuestaria (2012) que nos impide gastar por encima de un porcentaje determinado respecto al año anterior. Este se calcula en función del crecimiento esperado de la economía. La única excepción a ese techo de gasto es compensarlo con una subida de ingresos permanentes y estables.

Dicho de otra manera, si quiero (o tengo que) gastar más, tengo que ingresar más. Da igual si he gestionado bien y he ‘ahorrado’ en el ejercicio anterior. La propia ley cierra la puerta a presupuestar con el superávit municipal dándose la paradoja de que, a pesar de que muchas administraciones locales vamos engordando ese ahorro y superávit año tras año, este se dedica a compensar el déficit de las administraciones central y autonómica.

Por otro, la Ley de Haciendas Locales que también fija a los ayuntamientos un tipo de gravamen mínimo (0.4) y máximo (2.1) de cara a la recaudación del Impuesto de Bienes Inmuebles. Para 2020 el tipo que hemos decidido establecer es el 0.6819, es decir, un 0.2819 más que el mínimo.

Y es aquí donde se justifica otra de las verdades que están escritas en nuestro programa electoral: las nuevas obligaciones implican subir el IBI sí o sí un 10% en 2020.

Con toda lógica, mucha gente se pregunta cuáles son esas nuevas obligaciones de las que hablamos.

Fundamentalmente, ese 10% se lo llevan los servicios comunes de los que nos beneficiamos todas y todos, algunas inversiones obligatorias pendientes, además de la plantilla municipal que hace que el Ayuntamiento preste un servicio público cada día.

También es necesario poner sobre la mesa que la Comunidad de Madrid está reduciendo la financiación por el tratamiento y la retirada de residuos. Su Estrategia de Residuos 2017-2024 establece que, para poblaciones de más de 2.500 habitantes -como Bustarviejo ya en 2019 y con efectos de cara a 2020-, sólo se hará cargo del 42% del servicio de recogida el próximo año y cada ejercicio financiará menos porcentaje. Los costes del tratamiento y la retirada de residuos los establece la Mancomunidad Valle Norte, no Bustarviejo.

Por ello, además del IBI es necesario subir la tasa de basuras. A este respecto, y dada la actual crisis medioambiental, de alguna manera es inevitable dejar de externalizar los costes. Como sociedad, tendremos que aprender a prescindir de otra cosas para pagar esta tasa.

Además, es imperativo reducir los residuos generados. Por eso en los presupuestos de 2020 hay una partida para implementar un sistema de compostaje doméstico y favorecer así que en casa convirtamos nuestros residuos en compost.

Para qué queremos subir el IBI

Hasta aquí, explicado queda por qué y en qué medida TENEMOS que incrementar el IBI. Ahora vamos un poco más allá para defender por qué QUEREMOS hacerlo en 2020.

  1. Queremos hacer realidad las medidas que el Acuerdo de Gobierno contiene. Son mejoras en los servicios e infraestructuras del pueblo y todas las personas se beneficiarán de ello. Sí, es más dinero, de acuerdo, pero es más dinero para alumbrado, limpieza, instalaciones deportivas, seguridad en el tráfico, empleo, etc. Invitamos a todo el pueblo a que revise cada compromiso e invitamos especialmente al resto de grupos políticos a que si tienen un plan con números en el que crecer no suponga subir el IBI lo presenten.
  2. Casi todo lo que gasta el Ayuntamiento se queda en el pueblo o en la comarca: la mayoría de las nóminas (1.100.000 euros), muchas de las compras menores, los pagos a las mancomunidades, las ayudas sociales, etc. Son unos 2 millones de euros que vuelven al territorio una vez convertidos en mejoras de servicios e infraestructuras. Por poner solo un par de ejemplos, si hacemos reparaciones en el cole para cambiar las ventanas, casi siempre se contrata a empresas del pueblo o de la zona. El cole tendrá nuevas ventanas que harán las clases más confortables, ahorraremos gasoil y una empresa de la zona facturará por su trabajo. Si sacamos adelante una oferta pública de empleo para cubrir un puesto de limpieza, tendremos unos espacios públicos más limpios y, en muchos casos, la persona que saque la plaza será alguien que ya viva en nuestro pueblo o acabe haciéndolo, alquilará o comprará vivienda, saldrá a los bares, comprará en las tiendas…
  3. El IBI tiene un efecto progresivo por el que quien más tiene más paga. En Bustarviejo hay 426 propietarios, entre empresas y personas, que tributan por más de un bien inmueble. En total son 338.000 euros, es decir, más de un tercio del total. Estos propietarios aumentarán más su contribución al bien común que quien sólo paga por  una propiedad.
  4. La subida del IBI tendrá un bajo impacto en el alquiler. La persona propietaria de una vivienda que se alquila por 500 euros al mes y paga 500 euros de IBI aumentará en 70 euros anuales los gastos por ese concepto. En el caso de que lo imputase en precio del alquiler en el próximo contrato, supondrían 5.83 euros al mes.
  5. Por último, creemos que estamos en una transición ecosocial en el que el consumo individual deberá reducirse, y a cambio, tendremos que enfocarnos más en los recursos, bienes y servicios compartidos. Será necesario avanzar en esa vía si queremos evitar un futuro distópico como sociedad. Nos toca juntar -a través de impuestos en el caso de administraciones sin soberanía monetaria- y repartir a través de servicios y prestaciones. Esto hará además que podamos seguir avanzando en protección social. En este sentido, y por hablar de medidas con nombres y apellidos, en Bustarviejo existe un Fondo de Emergencia Municipal. Así, nadie se queda sin suministros básicos (alimentación, electricidad, gas…) si utiliza los Servicios Sociales. También contamos con un programa para que ningún chaval o chavala se quede sin actividades educativas, deportivas o culturales.

¿Qué bonificaciones y políticas municipales pueden amortiguar la subida del IBI?

En nuestro programa electoral también incluimos medidas y políticas municipales para que el pago del IBI no sea tan gravoso. Lo que ya está en marcha es lo siguiente:

  • Bonificaciones medioambientales. Se mantiene la bonificación del 50% durante 7 años para viviendas que hagan nuevas instalaciones de energía solar térmica o fotovoltaica. Con los cambios en la normativa de autoconsumo, es muy probable que mejoremos esta bonificación en los próximos ejercicios.
  • Bonificaciones a familias numerosas. Se mantiene la bonificación a familias numerosas que ingresen menos de tres veces el salario mínimo interprofesional. Es del 30% para familias con tres descendientes y un 5% más por cada descendiente desde el cuarto. Durante la pasada legislatura trabajamos intensamente para poder bonificar también a familias monoparentales, pero en la Comunidad de Madrid no hay marco jurídico que lo permita.
  • Fraccionamiento del pago del IBI. Existe la posibilidad de fraccionar el pago del IBI tanto como la gente necesite con un pequeño recargo. Puedes informarte en el Ayuntamiento.

Lo que en estos cuatro años queremos sacar adelante es:

 

  • Bonificación del IBI a las viviendas que se alquilen por debajo del precio de mercado. Vamos a aprovechar las últimas modificaciones legislativas -de primavera de 2019- para bonificar el IBI a las viviendas que se alquilen por debajo del precio de mercado. En el presupuesto de 2020 hay una partida para hacer un estudio de mercado del alquiler en Bustarviejo, A partir de ese diagnóstico, se precisarán los detalles para poder aplicar esta bonificación en 2021. .
  • Revisión de los valores catastrales. Entre 2020 y 2021 vamos a hacer una revisión de los valores catastrales para hacer más justo y equilibrado el pago del IBI. La realidad es que actualmente hay barrios con un valor de suelo mucho más bajo que otros, aunque estén en zonas equivalentes.
  • Permuta de parcelas por viviendas. Promoveremos la permuta de  parcelas por viviendas para crear un parque municipal de vivienda pública social.
  • Dos años de subida y dos de posible bajada. Según el Acuerdo de Gobierno el IBI sólo subiría los dos primeros años, es decir, todos y todas haríamos un esfuerzo en 2020 y 2021. En 2022 y 2023 el IBI bajaría.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Escrito por Senda Norte
 

Contacto

  • Ángel Herranz
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
  • 607 477 535

Boletín online


Mediante esta suscripción recibirá boletines con una periodicidad no menor de un mes por envío. Puede ejercer el derecho de cancelación en cualquier momento e, inmediatamente, dejará de recibir nuestro boletín.
 

Contacto

  • Francisco Sueiro
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
  • 699 351 657