Publicidad

HABÍA UNA VEZ UN CIRCO

LuisFcoDuran250Luis Fco Durán Carretero     

Antes de comenzar este escrito, quiero pedir perdón a todos aquellos que componen este gran mundo que es el CIRCO. Algo que hay que ver desde dentro para saber que es, y, la realidad de este variopinto y sin par Universo.

El circo es un espectáculo artístico, normalmente itinerante, que puede incluir a acróbatas, contorsionistas, equilibristas, escapistas, forzudos, hombres bala, magos, malabaristas, mimos, motociclistas de pequeño recorrido, payasos, titiriteros, traga fuegos, tragasables, trapecistas, ventrílocuos, zanqueros y animales salvajes...

Pues una vez ubicados en estas artes, llegamos a la conclusión de que tenemos una grandiosa  pista de circo, en la que nada de lo por lo que nos cobran en la entrada no tiene ninguna gracia. Y, ahora les contaré porqué…y, no será porque a mí no me guste el Circo, muy por el contrario admiro a le gente que lo compone, porque sé de su esfuerzo y compromiso para sobrevivir, con sus penurias y también alegrías, pues como en todos los lados hay de todo… Comencemos.

 

Los Trapecistas, Equilibristas y Acróbatas de este circo que nos toca vivir. No van por la cuerda floja, ni con pértiga ni sin ella, se la trae floja lo que ocurra abajo, ya tienen un colchón, pasan de red, no se vayan a colar por los agujeritos. Supuestos gobernantes.

Los Magos y Malabaristas. Son el recompón. Son unos genios sin lámpara, pero con una luz que traspasa del bien y al debuten…consiguen transformar carpetas sin ningún estudio…en estudios repletos de billetes de a quinientos…birli birloque puro y entusiasta. 

Los Forzudos. Tiene una fuerza descomunal, son capaces de conseguir con esa fuerza que cualquier peso que haya sobre ellos, lo levanten sin el menor esfuerzo para que la justicia no les aplaste…como debería…

Los Tragasables, los Traga Fuegos y los Ventrílocuos, son muy parecidos. Todo lo hacen con el estómago, les da exactamente igual lo que se haya qué comer o decir. Si hay que hablar sin decir nada y que parezca que lo ha hecho otro…ahí lo tienes…

Que hay que llenar la andorga de lo que sea, pero llenarla, pues también.

El Hombre Bala y los Motoristas. Si en esto se convierten estos elementos. Ver donde puedan ejercer tráfico de influencias, donde trincar billetes o chupar del bote, les pone como motos y salen como balas con los bolsillos llenos. 

Y, por fin Los “Payasos”. Estos “payasos” no tienen ninguna gracia. Para ellos nuestras vidas son chiste. Un Payaso de verdad nos alegra la vida con sus gracias. Estos “payasos”  se lo pasan pipa con nuestra desgracia…desgracia que le debemos a sus “gracias” y, como no los ponemos graciosamente en un vertedero…ya sé que no se pueden reciclar, pero, si, enterrar. Al lorito que no estoy diciendo ni mucho menos que haya que matar a nadie, para nada. Yo respeto a todo el mundo sea del sexo que sea, de opinión política o particular que sea, como ellos deberían o deben respetar la mía. Pero tengo claro que a todos esos políticos que no dan la talla haya que desterrarlos de la política para siempre.

Han demostrado no tener los güevos suficientes para crear un gobierno como era su obligación. Ojito que no le echo la culpa a un partido en particular. NO. Todos tienen la culpa por ser unos egoístas de mierda, por ser mala gente, gente que no ofrece ninguna confianza…ninguna…

Y, ahora nos toca a los que llenamos la carpa, los que pagamos la entrada por aguantar el espectáculo. En su momento pensamos que era para divertirnos, para llorar de alegría y sí, lo han conseguido, estamos llorando, de pena. Mientras ellos se convierten el Hombres Bala para escaquearse de responsabilidades y nosotros en vez de convertirnos en Fieras Salvajes, somos indulgentes y como si fuéramos Mimos, callamos y otorgamos.

 

Pues a este paso, le van a dar por donde amargan los pepinos a estos “artistas”, que tan poca gracia tienen y que tanto daño hacen¡¡¡

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Escrito por Senda Norte
 

Contacto

  • Ángel Herranz
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
  • 607 477 535

Boletín online


Mediante esta suscripción recibirá boletines con una periodicidad no menor de un mes por envío. Puede ejercer el derecho de cancelación en cualquier momento e, inmediatamente, dejará de recibir nuestro boletín.
 

Contacto

  • Francisco Sueiro
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
  • 699 351 657